Feeds:
Entradas
Comentarios

Juventudes Socialistas de Alcobendas denuncia que se den fondos públicos y ventajas fiscales a las Universidades Privadas para que se asienten en Alcobendas mientras cada año la CAM realiza un recorte de más del 40% en los fondos destinados a Universidades Públicas.

Nota de prensa: NdPUni

Anuncios

IGNACIO GARCIA DE VINUESA ENTIERRA LA POLÍTICA SOCIAL DE ALCOBENDAS. 5000 plazas de VPO menos y eliminación de las ayudas a domicilio para mayores.

Ya tenéis disponible nuestra revista Plumas y Palabras de Abril en el siguiente enlace:

Pypalabras_abril2010

Las federaciones de Juventudes Socialistas de Madrid, Murcia y Valencia han impulsado una campaña ante el boicot institucional que han hecho los gobiernos del PP en esas comunidades autónomas al Plan de Modernización Tecnológica de la Enseñanza y que ha supuesto una pérdida de inversión millonaria para sus ciudadanos.

Las federaciones de Juventudes Socialistas de Madrid, Murcia y Comunidad Valenciana han presentado hoy en una rueda de prensa celebrada en Murcia la campaña “Estos retrógrados sí tienen miopía” para criticar el boicot institucional que los gobiernos del PP de Esperanza Aguirre, Ramón Luis Valcárcel y Francisco Camps han hecho al Plan de modernización tecnológica de la enseñanza impulsado por el Gobierno de España y que ha provocado la pérdida millonaria de la inversión que correspondía a la ciudadanía de estas tres Comunidades Autónomas. El lema es la respuesta al argumento que daban los conservadores para la no aplicación, quienes afirmaban que los ordenadores iban a provocar miopía en los niños”.

Presen López, secretaria general de JS Región de Murcia, Daniel Méndez, diputado nacional y secretario general de JS Madrid, y Santiago Vañó, secretario de organización de JS País Valenciano han afirmado que “es muy necesaria la introducción de las nuevas tecnologías en la enseñanza y el hecho de denegar los ordenadores y las pizarras digitales a los escolares madrileños, murcianos y valencianos es un agravio comparativo con los demás escolares de nuestro país, por capricho y cabezonería de estos tres dirigentes del PP”.

Al respecto, han afirmado que “los mismos que se erigen como salvadores de la patria y que no paran de decir que España se rompe no dudan en poner trabas administrativas, olvidándose preocupantemente que las autonomías son parte del Estado y que son corresponsables de todas las actuaciones políticas”
Los jóvenes socialistas de estas tres comunidades “tienen como denominador común unos gobiernos autonómicos trogloditas, que anteponen las disputas electorales al interés de los ciudadanos y que son los referentes de la privatización de todos los servicios públicos, con especial ahínco en la educación o la sanidad, y que además representan los modelos económicos más neoliberales, siendo los grandes culpables en la creación de la burbuja inmobiliaria y los líderes en datos de aumento de paro juvenil en los dos últimos años”.

En torno a la negativa a desarrollar las Aulas 2.0, destacan que “es un capítulo más de las zancadillas que ponen a cualquier medida progresista por parte del Gobierno de España”. Los dirigentes de Juventudes Socialistas enumeraron “algunas de las anteriores actuaciones maliciosas de Aguirre, Camps y Valcárcel, como el acoso y derribo a la asignatura de educación para la ciudadanía, los obstáculos para desarrollar las ayudas a la dependencia o las cortapisas para las ayudas al alquiler joven”.

Para Presen López, secretaria general de Juventudes Socialistas de la Región de Murcia, este boicot a las aulas 2.0 de parte del Gobierno regional “demuestra una vez más la desfachatez y lo poco que le interesan los avances tecnológicos y sociales al presidente Valcárcel”. Según López, “unos 17.000 escolares de toda la Región no van a poder disfrutar de manera igualitaria las nuevas tecnologías y son unos 4 millones de euros que estaban destinados la Región de Murcia y que se van a perder por la mala decisión del Gobierno regional”

Por su parte, el secretario de Juventudes Socialistas de Madrid, Daniel Méndez, ha calificado de “lamentable que los dirigentes del Gobierno de la Comunidad de Madrid hayan rechazado los 11 millones de euros que iban a permitir a 50.000 alumnos madrileños el adaptar sus clases a las nuevas tecnologías y a obtener su portátil personal”. Para Méndez, los argumentos de Aguirre “son incomprensibles y tratan de justificar el boicot a una medida necesaria e innovadora”.

Por último, el secretario de Organización de Juventudes Socialistas del País Valenciano, Santiago Vañó, ha expresado su “sorpresa ante la oposición del Gobierno de Camps a un Plan tan ambicioso para los escolares valencianos” y no ha dudado en afirmar que “los niños y niñas de la Comunidad Valenciana van a ser discriminados con el resto del país por la disputa partidista que está haciendo el Partido Popular desde las instituciones, provocando que los únicos que pierden son los ciudadanos de Valencia, quienes se van a perder los 50.000 portátiles y los 11 millones de euros de inversión”.